No hay necesidad de apresurarse. No hay necesidad de brillar. No es necesario ser nadie más que uno mismo

La vida es un sueño, el despertar es lo que nos mata

Si no cuentas tu propia verdad, no puedes contar la de los demás

No son las catástrofes, los asesinatos, las muertes, las enfermedades las que nos envejecen y nos matan; es la manera como los demás miran y ríen y suben las escalerillas del bus

No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente

Mirar la vida a la cara, siempre, mirar la vida a la cara, y saberla por lo que es. Por fin, amarla por lo que es

Share This

Share This

Share this post with your friends!