La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes

Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida

La angustia es el precio de ser uno mismo

Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado

Los amores cobardes no llegan a amores ni a historias; se quedan allí. Ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar

Share This

Share This

Share this post with your friends!