El cerebro en el fondo no es más que una máquina. Una máquina compleja, producto de larga evolución

Si comprendes algo solamente de una manera, entonces no lo comprendes en absoluto

Cuando los ordenadores tomen el control, puede que no lo recuperemos. Sobreviviremos según su capricho. Con suerte, decidirán mantenernos como mascotas

Algún día seremos capaces de alcanzar la inmortalidad. Haremos copias de nuestros cerebros

¿Heredarán los robots la Tierra? Sí, pero serán nuestros hijos

Las máquinas podrán hacer cualquier cosa que hagan las personas, porque las personas no son más que máquinas

Share This

Share This

Share this post with your friends!