El viaje del descubrimiento no está en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos

Cuando uno extraña un lugar, lo que realmente extraña es la época que corresponde a ese lugar; no se extrañan los sitios, sino los tiempos

Uno se convierte en moral tan pronto como es infeliz

El tiempo es como un río que forma los acontecimientos

Lo que acerca a las gentes no es la comunidad de opiniones, sino la consanguinidad del espíritu

Seamos agradecidos con quienes nos hacen felices, ellos son los encantadores jardineros que hacen florecer nuestra alma

A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear

La lectura, a diferencia de la conversación que se desvanece rápidamente, penetra en el alma

Share This

Share This

Share this post with your friends!