Todo el mundo piensa en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a si mismo

A ojos del infinito, todo orgullo no es más que polvo y ceniza

Todas las familias felices se parecen, cada familia infeliz lo es a su propia manera

No hay más que una manera de ser feliz: vivir para los demás

La razón no me ha enseñado nada. Todo lo que yo sé me ha sido dado por el corazón

El gobierno es la asociación de hombres que ejercen la violencia sobre el resto de nosotros

Es sorprendente lo extendida que está la ilusión de que la belleza es una diosa

Toda actividad periodística es un prostíbulo intelectual del que no hay retirada

A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa

La vejez es la cosa más inesperada que le sucede a un hombre

Nietzsche era estúpido y anormal

Share This

Share This

Share this post with your friends!