Por su obra se conoce al artesano

Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda

En todas las épocas los pequeños han tenido que expiar por la tontería de los grandes

Todo adulador vive a expensas de quien le escucha

A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlos

Share This

Share This

Share this post with your friends!