El dinero no puede hacernos felices, pero es lo único que compensa de no serlo

El pretexto para todas las guerras: conseguir la paz

No hay ninguna lectura peligrosa. El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano

La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe

Poco bueno habrá hecho en su vida el que no sepa de ingratitudes

Solo temo a mis enemigos cuando empiezan a tener razón

El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece

No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos

Share This

Share This

Share this post with your friends!