La vida no es lo que fue, sino lo que se recuerda

El secreto de una buena vejez no es otra cosa más que un pacto honrado con la soledad

Una primicia no la da quien primero publica. La da quien primero la cuenta con exactitud

Escribo porque quiero que me quieran

El sexo es el consuelo que uno tiene cuando no le alcanza el amor

La ingratitud humana no tiene límites

La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir

La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos y, gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado

Share This

Share This

Share this post with your friends!