Director de La condesa descalza (The Barefoot Contessa, 1954): Joseph L. Mankiewicz

El arte no se aprende, se nace con él

La vida, a veces, se comporta como si hubiera visto demasiadas películas malas. Cuando todo encaja demasiado bien, el comienzo, la trama y el final, desde que la imagen sale hasta que desaparece

Para una chica sin nada, un hombre con cientos es tan rico como un hombre con millones

La diferencia entre los magnates del cine Europeo y Americano es extraordinaria: no existe la menor diferencia

Kirk se equivocó al decir que yo no sabía cuándo acababan mis guiones y comenzaba la vida. Un guión debe tener sentido, la vida no

Share This

Share This

Share this post with your friends!