Director de El secreto de sus ojos (The Secret in Their Eyes): Juan Jose Campanella

El tipo puede cambiar de todo. De cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar. No puede cambiar de pasión

El «pero» es la palabra más puta que conozco: «te quiero, pero…»; «podría ser, pero…»; «no es grave, pero…». ¿Se da cuenta? Una palabra de mierda que sirve para dinamitar lo que era, o lo que podría haber sido, pero no es

– Usted dijo: perpetua

– Señorita Secretaria ¿Se ha muerto un santo en el día de hoy?
– ¿Por?
– Porque veo un ángel vestido de luto

Tú me ves acá vestido de sapo, pero en realidad soy un príncipe encantado, yo

¿Cómo se hace para vivir una vida vacía?

– Aquí me ando ¿Y usted?
– Cansado de ser feliz
– Se le nota muy contento
– Como perro con dos colas

– Escribano ¿Qué es Racing para usted?
– Pues una pasión, querido
– ¿Aunque lleve 9 años que no sale campeón?
– Una pasión es una pasión

– ¿Valió la pena?
– No piense más, no piense más ¿Qué importa? Mi mujer está muerta, su amigo está muerto, Gómez también está muerto. Todos muertos, no le dé más vueltas. Va a empezar con: si hubiese estado, si no hubiese estado. Va a tener mil pasados y ningún futuro. No piense más, hágame caso. Se va a quedar solo con recuerdos. Yo le debía una ¿No? Ahora estamos a mano

Share This

Share This

Share this post with your friends!