Director de El idiota (Hakuchi, 1951): Akira Kurosawa

En este mundo, la bondad y la idiotez a menudo se equiparan. Esta historia cuenta la destrucción de un alma pura por un mundo sin fe

Akama no reía desde hacía muchos años. Dominado por su padre, había vivido como un animal enjaulado. Extrañamente, siente agrado por Kameda, que le ha hecho reír y le habla de Taeko Nasu, la mujer que, solo con mirarla, había disipado todas sus penas. Entusiasmado con ella, Akama le ha comprado un anillo de diamantes con dinero de su padre. Enfurecido, su padre le había desheredado. Ahora, tras la repentina muerte de su padre, Akama regresa a Hokkaidō. Kameda también se dirige allí, a visitar a Ono, un pariente suyo

Share This

Share This

Share this post with your friends!