Los granujas son preferibles a los imbéciles porque a veces descansan

La vida es tan incierta, que la felicidad debe aprovecharse en el momento en que se presenta

Todas las generalizaciones son peligrosas, incluso ésta

El orgullo de quienes no pueden edificar es destruir

Todos para uno y uno para todos

La sabiduría humana se encierra por entero en estas dos palabras: ¡Confiar y esperar!

Para toda clase de males hay dos remedios; el tiempo y el silencio

Share This

Share This

Share this post with your friends!