Director de Días de vino y rosas (Days of wine and roses, 1962): Blake Edwards

Reparto: Jack Lemmon, Lee Remick, Charles Bickford, Jack Klugman

Joe Clay (Jack Lemmon) es relaciones públicas de una empresa, su trabajo consiste en organizar fiestas, proporcionar chicas y copas y que los invitados lo pasen bien.

Para Joe Clay el alcohol es una herramienta más de trabajo, es un bebedor social. Se casa con Kirsten Anderson (Lee Remick), ambos se divierten bebiendo hasta que se dan cuenta de su dependencia, causante de todos sus problemas.

El título del filme se basa en una estrofa del poema “Vitae Summa Brevis”, del poeta inglés Ernest Dowson (1867-1900): “No son largos, los días de vino y rosas”.

Los días de Blake Edwards ofrecen un retrato sombrío de la clase media norteamericana de principios de los 60, detrás del bienestar económico y social se oculta una importante dependencia del alcohol que hace que el sistema se mantenga.