Bienvenido a www.netotem.com La página que está buscando requiere el uso de JavaScript. Si es deshabilitado intencionadamente, por favor vuelva a activarlo. # NETOTEM; critica de Los sustitutos del director Jonathan Mostow, critica del mejor cine, criticas de las peliculas mas votadas, criticas de las mejores peliculas de la historia del cine
# NETOTEM Ocio-fun 2.0; frases, citas, chistes, cine, graffiti, libros, videos

critica de Los sustitutos

Disminuir TextoAumentar texto

Los sustitutos (2009)

Los sustitutos del director Jonathan Mostow

imprimir critica de Los sustitutosDirector: Jonathan Mostow # Crítica: © Edgar

No veía al gran Bruce Willis en una sala de cine desde La jungla 4.0, por culpa de quienes han decidido no emitir por aquí, todavía, películas de 2008 como Assassination of a High School President o What just happened (y teniendo en cuenta que ni siquiera han traducido aún sus títulos, no sé cuando llegaremos a verlas). Así que mi expectación ante lo nuevo del único e inimitable héroe de La jungla de cristal era tal, que olvidé cerciorarme de quiénes eran el director y sus infames guionistas, trío éste al que bien podríamos calificar como "los terroristas de la ciencia ficción".

El director Jonathan Mostow y los guionistas Michael Ferris y John D. Brancato, ya merecían prisión incondicional por el crimen cometido en Terminator 3, donde se cargaron de un plumazo dos mitos de la ciencia ficción: el actor más representativo del género, Arnold Schwarzenegger y uno de sus personajes míticos, el maravilloso robot exterminador que venía del futuro. No contentos con la "hazaña", Ferris y Brancato todavía la liaron más con Terminator Salvation, de forma que, por reincidentes, hasta sus nietos deberían estar en libertad condicional.

Una vez derribado el mito Schwarzenegger, estos tres innombrables han decidido ir a por el genio de la acción, Bruce Willis, por si acaso este género no estuviera lo suficientemente devaluado. Ya sé que la película sienta sus bases en la ciencia ficción, pero con Willis de por medio haciendo de policía, uno imagina que disfrutará de una sesión más o menos movida... ¡Pues no! Con una trama absolutamente previsible, una total falta de imaginación (parece una mala mezcla de Yo robot, El sexto día y Desafío total con ciertos toques de Minority report) y una enorme carencia de secuencias de acción, esta adaptación de la novela gráfica de Robert Venditi y Bret Weldele trata de sumergirnos en un mundo en que los humanos se quedan en casa y una serie de dobles, en forma de robots, son los que salen en su lugar a trabajar, divertirse, hacer la compra y toda clase de menesteres.

Llega un momento en que ese idílico y seguro mundo se desmorona, que es cuando Bruce Willis entra en juego, con un personaje al que podríamos calificar como el "anti-McClane": un policía que no golpea a los malos, no emplea comentarios sarcásticos y, encima, habla sin soltar taco alguno. Bruce Willis es un gran intérprete dramático, como ya demostró en El sexto sentido, Doce monos o Recuerdos de guerra (por citar filmes que se salen de su rol más conocido) pero, ¿cómo narices John McClane puede hacer del agente especial Johnson del FBI? Un ultraje.

A pesar de ello, Bruce Willis es, con muchísima diferencia, lo mejor de la película, aprovechando la única opción que le deja el guión, que es la de explotar la tristeza y el drama de un hombre que ha perdido a su hijo, está perdiendo a su esposa y ve cómo la humanidad se va al garete en favor de una poderosa tecnología. El caso es que una historia de estas características, futurista, en clave de thriller y como crítica a la deshumanización que los ordenadores y la tecnología en general provocan hoy en día, en manos de Cameron o Spielberg habría resultado un auténtico peliculón, lo que nos deja una inequívoca sensación de lo que pudo ser y no fue.

Por lo menos, hemos de agradecer que el metraje no excede los noventa minutos y que una de las dos únicas secuencias de acción muestra algo nunca visto en el cine: una persecución de coches en el seno de una gran ciudad en la que los transeúntes son atropellados. Eso y la gran labor en efectos visuales y de maquillaje. Por lo demás, Mostow, Brancato y Ferris siempre estarán en mi lista negra por lograr lo impensable: que uno se aburra viendo a Bruce Willis salvar al mundo.

Utilizamos cookies para mejorar esta web. Si se continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies para obtener más información sobre las cookies y cómo gestionarlas