Bienvenido a www.netotem.com La página que está buscando requiere el uso de JavaScript. Si es deshabilitado intencionadamente, por favor vuelva a activarlo. # NETOTEM Articulos de cine: Thriller en Los años 80, la década codiciosa
# NETOTEM Ocio-fun 2.0; frases, citas, chistes, cine, graffiti, libros, videos

los años 80, thriller

Disminuir TextoAumentar texto

thriller

Entre 1980 y 1990 se realizó mucho cine negro, casi siempre centrado en el subgénero norteamericano por excelencia: el del gángster, como Atlantic City (Louis Malle, 1980). Además de la reproducción en tono de comedia del mejor "Film Noir" de Cliente muerto no paga (Dead Men Don't Wear Plaid, Carl Reiner, 1982), destacan: Érase una vez en América (Once Upon a Time in America, Sergio Leone, 1984); Cotton Club (Francis Ford Coppola, 1984); Otra Ciudad, Otra Ley (Tough Guys, Jeff Kanew, 1986); Vivir y morir en Los Angeles (To Live and Die in L.A., William Friedkin, 1985) con Dafoe manufacturando dólares como loco. Cara de Gángster (The Verne Miller story, Ron Hewitt, 1987); Los intocables de Elliot Ness (The Untouchables, Brian de Palma, 1987) con guión de David Mamet; El honor de los Prizzi (Prizzi's honor, John Huston,1985) en su interpretación de la avaricia en versión familiar; o Casa de juegos (House of Games, David Mamet, 1987) sobre timadores; Laberinto en la ciudad de los Ángeles (Man Against the Mob, Steven Hilliard Stern, 1988); Nitti, el ejecutor (Nitti, the enforcer, Michael Switzer, 1988); Negocios de familia (Family Business, Sidney Lumet, 1988); Capone tras las rejas (Capone Behind Bars, Michael Pressman, 1989).

El Thriller en Los 80

Y para finalizar, tres de las obras maestras del género: La codiciosamente incestuosa: Los timadores (The Grifters, Stephen Frears, 1990); Muerte entre las flores (Miller's Crossing, Joel Coen, 1990). Con su visión cínica y corrupta de los años de la depresión y Uno de los nuestros (Goodfellas, Martin Scorsese, 1990) . Cuyo protagonista, en persecución del status confiesa en la primera escena: "desde que tuve uso de razón, siempre quise ser un gángster".

Tratar de escapar de la mafia es la premisa argumental recurrente de Gloria (John Cassavetes, 1980), en La muerte golpea dos veces (Kill me Again, John Dahl, 1989); Casada con todos (Married to the Mob, Jonathan Demme, 1988); Con el contable Huida a medianoche (Midnight Run, Martin Brest, 1988) y el remake de Testigo accidental (The Narrow Margin, Richard Fleischer, 1952) de Peter Hyams en 1990 y protagonizado por un siempre brillante Gene Hackman.

Como ejemplo muy representatativo, destaca dentro del género, la trama de La sombra del testigo (Someone to watch over me, Ridley Scott, 1987). Sus estereotipos son plenamente reconocibles: el poli bruto que se enamora de la pija sofisticada del barrio este. Un modelo de guión con numerosos puntos en común con cintas posteriores: " El guardaespaldas " o con el asesino de ‘ El guardaespaldas’ o con el asesino de ‘El Fugitivo’.

El thriller, a pesar de su pobre calidad general, cuenta con muchos adeptos, ávidos de historias de suspense como: El ojo de la aguja (Eye of the Needle, Richard Marquand, 1981); El príncipe de la ciudad (Prince of the City, Sidney Lumet, 1981); Corrupción policial en: La frontera (The Border, Tony Richardson, 1982); Bajo sospecha (Still of the Night, Robert Benton, 1982) Meryl Streep, Roy Scheider; Exposed (James Toback, 1983) con Nastassja Kinski y Rudolf Nureyev; debut legendario de los hermanos Cohen en Sangre fácil (Blood Simple, Joel Coen, 1983); Embajador en Oriente Medio. (The Ambassador, J. Lee Thompson 1984). Última película de Rock Hudson; A cara descubierta. (The Naked Face, Bryan Forbes 1984) con Roger Moore; En la cuerda floja (Tightrope, Richard Tuggle, 1984); Las inmevitables Tramas de espías del KGB Te pillé, ¡Gotcha! (Jeff Kanew, 1985); En Al filo de la sospecha (Jagged Edge, Richard Marquand, 1985) Glenn Close es la abogada de Jeff Bridges; Ciudad del crimen (Fear City, Abel Ferrara, 1985) con Tom Berenguer; Inquietudes (Trouble in Mind, Alan Rudolph, 1985) un "thriller noir atmosférico"; Ocho millones de maneras de morir (8 Million Ways to Die, Hal Ashby, 1986); Jeff Bridges y Andy García.

Hunter (Manhunter, Michael Mann, 1986) es el primer avance de las correrías de "Aníbal el caníbal" reproducida en El dragón rojo (Red Dragon, Brett Ratner, 2002); Cincuenta y dos, vive o muere. (52 Pick-Up, John Frankenheimer 1986). Atrapados sin salida (No Mercy, Richard Pearce, 1986). Nadine (Robert Benton, 1987) Richard Gere, Kim Basinger; A la mañana siguiente (The Morning after, Sidney Lumet, 1986); Best Seller (John Flynn, 1987) de James Woods; premiado en varios festivales: The Hidden (Jack Sholder, 1987); El caso de la viuda negra (Black Widow, Bob Rafelson, 1987) con Debra Winger y Theresa Russell; Procedimiento ilegal (Stakeout, John Badham, 1987) y Maniac cop (William Lustig, 1988) seguido por dos secuelas en los 90.

A finales de la década encontramos Hablando con la muerte (Talk Radio, Oliver Stone, 1988) suspense radiofónico; Dispara a matar (Shoot to Kill, Roger Spottiswoode 1988); La muerte golpea dos veces (Kill me again, John Dahl, 1989) con Val Kilmer; Con su propia ley (Next of Kin, John Irvin, 1989); Presunto inocente (Presumed Innocent, Alan J. Pakula, 1990); Acero azul (Blue Steel, Kathryn Bigelow, 1990); y para finalizar, la súper millonaria Dick Tracy (Warren Beatty, 1990).

Utilizamos cookies para mejorar esta web. Si se continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies para obtener más información sobre las cookies y cómo gestionarlas