Bienvenido a www.netotem.com La página que está buscando requiere el uso de JavaScript. Si es deshabilitado intencionadamente, por favor vuelva a activarlo. # NETOTEM Articulos de cine: Los años 80, la década codiciosa; Comedia
# NETOTEM Ocio-fun 2.0; frases, citas, chistes, cine, graffiti, libros, videos

los años 80, comedia

Disminuir TextoAumentar texto

comedia del cine de los 80

No se puede pasar por alto el éxito de las comedias gamberras. Cine de fácil digestión, servido con palomitas y "fast food". Destacan dentro del subgénero: El pelotón chiflado (Stripes, Ivan Reitman, 1981); El último americano virgen. (The Last American Virgin. Boaz Davidson, 1982); Despedida de soltero (Bachelor Party, Neal Israel, 1983); Aquel excitante curso (Fast Times at Ridgemont High, Amy Heckerling, 1982); La revancha de los novatos (Revenge of the Nerds, Jeff Kanew, 1984) y su secuela de 1987.

Comedia del cine de los 80

Al margen de esta tendencia burda, de humor grosero, encontramos al emblemático cineasta John Hugues. Sin duda, la figura más representativa de la escena cómica de la década, prototipo del ejecutivo todo terreno, no tanto por la calidad de su obra, como por ser el creador del género tal y como lo conocemos hoy en día. Nadie como él para sacarle el máximo partido a las vicisitudes cotidianas de los jóvenes en los patios del instituto o en sus aparatosos bailes de gala. Especialista en representar, en tono de comedia, las inseguridades e inquietudes del público adolescente al que va dirigida la industria. Sin olvidar, en la mayoría de sus trabajos, un patriótico tono familiar muy acorde con la época.

Hughes trabajó en los 80 como guionista en producciones como Class Reunion (Michael Miller Starring, 1982); Las locas aventuras de un señor mamá (Mr. Mom, Stan Dragoti, 1983); Las vacaciones de una chiflada familia americana, National Lampoon's Vacation, Harold Ramis, 1983) (autor de la historia y script) y Los piratas de las islas salvajes, Nate and Hayes (1983).

Con el tiempo decidió, sin abandonar guión, dedicarse también a la realización de Dieciséis velas (Sixteen Candles, 1984), lo mismo que en su siguiente trabajo: El club de los cinco (The Breakfast Club, 1985) en la que no quiso dejar ningún cabo suelto, trabajando también como productor. Esta cinta cosechó grandes éxitos, fue denominada por la crítica "little chill", a causa de sus semejanzas con Reencuentro (The Big Chill, Lawrence Kasdan, 1983) que ya era una versión de la cinta de John Sayles, Return of the Secaucus Seven (1979), que a su vez tomó la idea de Jonás, que cumplirá los 25 en el año 2000 (Alain Tanner, 1976). Estas producciones tuvieron gran influencia en producciones posteriores como Metropolitan (Whit Stillman, 1990) o la británica Los amigos de Peter (Kenneth Branagh, 1992).

Hughes se limitó al guión en Las vacaciones de una chiflada familia americana, European Vacation, Amy Heckerling, 1985); y se ocupó también de la dirección en La mujer explosiva (Weird Science, 1985). En La chica de rosa (Pretty in Pink, 1986) y trabajó como productor ejecutivo y guionista de la historia de la joven de barrio que acaba saliendo con el chico del BMW.

Se ocupó de los tres oficios en Todo en un día (Ferris Bueller's Day Off, 1986), los jóvenes de la generación MTV quieren un Ferrari, restaurantes de lujo, jacuzzi y pegarse la gran vida. Posteriormente sumó a las labores de productor a la de guionista en Una maravilla con clase (Some Kind of Wonderful, Howard Deutch, 1987) y además hizo el triplete en Mejor solo que mal acompañado (Planes, Trains & Automobiles, 1987) y en La loca aventura del matrimonio, She's Having a Baby (1988).

Escribió el guión y trabajó de productor ejecutivo en Dos cuñados desenfrenados (The Great Outdoors, 1988) con Dan Aykroyd y John Candy, después volvió a dedicarse de las tres tareas en Solos con nuestro tío (Uncle Buck, 1989), también con John Candy.

A finales de la década, escribe y dirige Vacaciones de Navidad (Christmas Vacation, Jeremiah S. Chechik, 1989) y da la gran campanada como guionista y productor del inicio de la millonaria saga Solo en casa (home Alone, Chris Columbus, 1990).

En una línea completamente distinta, el cineasta John Waters se dedica con ahínco a nadar contra corriente, dinamitando los cimientos de la institución familiar con su estilo particular con su transgresor "trash cinema" en Poliester de 1981 y Hairspray de 1987. Cuando, en general, el "mainstream" norteamericano, se obstina en la defensa de los valores tradicionales, que terminan por derrotar a los recalcitrantes solteros de Las locas aventuras de un señor mamá (Mr. Mom, Stan Dragoti, 1983) con el cambio de roles de Michael Keaton; Tres Hombres y un Bebé (Three Men and a Baby, Leonard Nimoy, 1987) remake del éxito galo Tres solteros y un biberón (3 hommes et un couffin, Coline Serreau, 1985); Mira quién habla (Look Who's Talking, Amy Heckerling, 1989) con las inevitables secuelas. Y a las profesionales que no saben apreciar la familia en las alocadas aventuras de Baby, tú vales mucho (Baby Boom, Charles Shyer, 1987); incluso en Las brujas de Eastwick (The Witches of Eastwick, George Miller, 1987), las malvadas hechiceras Michelle Pfeiffer, Cher y Susan Sarandon encuentran la felicidad en tres bebes que despiertan sus instintos maternales; La loca aventura del matrimonio (She's Having a Baby, John Hughes, 1988) con Kevin Bacon y Elizabeht McGovern y Dulce hogar... ¡a veces! (Parenthood, Ron Howard, 1989) y Funny Baby (Funny About Love, Leonard Nimoy, 1990) con Gene Wilder.

Se observa en la comedia una tendencia obsesiva por cambiar de cuerpo: Dos veces yo (All of Me, Carl Reiner, 1984); Big (Penny Marshall, 1988) es una interesante cinta sobre la oposición de dos mundos: el inocente y romántico terreno infantil y el regulado por el dinero, el poder y el sexo adulto, esta divertida parodia recaudó la bonita suma de 151m $. Seguido de Plantón al cielo (18 Again!, Paul Flaherty, 1988); De tal astilla... tal palo (Like Father, Like Son, Rod Daniel, 1988); Viceversa (Vice Versa, Brian Gilbert, 1988) y Una Chica de Ensueño (Dream a little dream, 1989). Con la variante con la variante "vamos a cambiar de vida" tenemos: Peggy Sue se casó (Peggy Sue Got Married, Francis Ford Coppola, 1986). Todas ellas emplean un esquema similar, copiado sin sonrojo por películas más recientes como El sueño de mi vida (13 Going On 30, Gary Winick, 2004) o la penúltima: 17 otra vez (17 Again, Burr Steers) a mayor gloria de Zac Efron.

Si Woody Allen no existiera, alguien tendría que inventarlo. El director neoyorquino por antonomasia comienza la década con un homenaje al 8 1/2 de Fellini en Recuerdos (Stardust Memories, 1980) y a Bergman en La comedia sexual de una noche de verano (1982) para continuar con su particular carrera al margen de la industria con Zelig (1983); Broadway Danny Rose (1984); La rosa púrpura de El Cairo (The Purple Rose of Cairo, 1985); Hannah y sus hermanas (Hannah and her Sisters, 1986); Días de radio (Radio Days, 1987) o Delitos y faltas (Crimes and Misdemeanors, 1989) entre otros títulos de su abultada filmografía, acercándose más a lo que se hace fuera de sus fronteras.

A pesar de la capacidad del cine norteamericano de fagocitar ideas y talentos allende todas las fronteras, pierde, en parte, en este periodo sus propiedades de retroalimentación con el cine que se hace en Europa y se hace más conservador, a pesar de que, en el terreno creativo, se evoluciona hacia una homogeneidad cada vez más acusada. Sin embargo, pragmáticamente, la industria incorpora realizadores de diversas nacionalidades y produce largometrajes bajo cualquier bandera, de entre las que destaca la británica, con la intención de introducirse sin problemas en el mercado comunitario.

Por otro lado, son numerosos los cineastas que imitan los modelos norteamericanos de la época, hasta el punto que producen filmes que no desmerecen el, por lo general mediocre, original modelo Hollywoodiense.
  Al comienzo de la década la pareja cómica Gene Wilder-Richard Prior no tuvo rival: Locos de remate (Stir Crazy, Sidney Poitier, 1980) o No me chilles, que no te veo (See No Evil, Hear No Evil, Arthur Hiller, 1980).

Ni siquiera las estrellas de moda del momento se libraron del las inquietudes militaristas como Goldie Hawn en La recluta Benjamin (Private Benjamin, Howard Zieff, 1980), Stewar Granger en El Tanque de Mi Papá (Tank, Marvin Chomsk, 1984) y Dudley Moore en Mejor defensa... el ataque (Best Defense, Willard Huyck, 1984) también envuelto en líos de tanques.

Travolta intenta revivir viejos éxitos en la comedia romántica Cowboy de ciudad (Urban Cowboy, James Bridges, 1980), haciendo pareja con Debra Winger; Ahora me toca a mí (It's my Turn, Claudia Weill, 1980); El especialista (The Stunt Man, Richard Rush, 1980) de Peter O'Toole; S.O.B. (Blake Edwards, 1981). Mel Brooks continuó con sus esperpénticas sátiras en La loca historia del mundo (History of the World: Part I, 1981) y La loca historia de las galaxias (Spaceballs, 1983).

Alan Alda dirige y protagoniza el exitazo: Las cuatro estaciones (The Four Seasons, 1981). Lo que le llevó a coproducir una versión para CBS TV. Con posterioridad siguió dirigiendo comedias que, de alguna manera, se asemejan bastante a aquellas de Woody Allen. Dulce libertad (Sweet Liberty, 1985); Una nueva vida (A New Life, 1988) y Boda pasada por agua (Betsy's Wedding, 1990).

El Cavernícola (Caveman, Carl Gottlieb, 1981) con el Beatle Ringo Starr; Profesor a mi medida (So Fine, Andrew Bergman, 1981) intenta lanzar a Ryan O'Neal; Mis locos vecinos (Neighbors, John G. Avildsen, 1981) de John Belushi y Dan Aykroyd.

Soy tu hija, ¿No te acuerdas? (I Ought to Be in Pictures, Herbert Ross, 1982) con guión de Neil Simon.

Y si nos comemos a Raoul? (Eating Raoul, Paul Bartel, 1982) recaudo sus buenos 4,7 m de $ en una atípica comedia negra, muy acorde con sus tiempos, en la que la pareja protagonista soluciona sus problemas económicos asesinando a sartenazos a sus rijosos vecinos, sublimando sus exquisitos gustos culinarios con el canibalismo.

En Turno de noche (Night Shift, Ron Howard, 1982) los jovencitos sacan un dinerillo extra de la prostitución en el depósito de cadáveres, lo mismo que en el Risky Business (Risky Business, Paul Brickman, 1983) de la casa de Tom Cruise; El rey de la comedia (The King of Comedy, Martin Scorsese, 1982) con Jerry Lewis y Robert De Niro; La casa más divertida de Texas (The Best Little Whorehouse in Texas, Colin Higgins, 1982); Bésame y esfúmate (Kiss Me Goodbye, Robert Mulligan, 1982).

Tal para cual (Two of a Kind, John Herzfeld, 1983) es un pretexto para juntar de nuevo a John Travolta y a Olivia Newton-John.

Abunda la comedia juvenil del tipo Oxford Blues (Robert Boris, 1984); Johnny peligroso (Johnny Dangerously, Amy Heckerling, 1984) con Michael Keaton; Un ruso en Nueva York (Moscow on the Hudson, Paul Mazursky, 1984) anima a los soviéticos a pedir asilo político en USA, aunque el sueño americano de Robin Williams no resultará tan bonito como cabría esperar, depara momentos de un humor bastante ácido.

Fletch: el camaleón (Fletch, Michael Ritchie, 1985) con Chevy Chase; Espías como nosotros (Spies Like Us, John Landis, 1985); Perdidos en América (Lost in America, 1985) muestra a una pareja de ricos vacíos, pierden el 145.000$ en Las Vegas y no les queda nada a qué agarrarse.

Tres amigos (Three Amigos!, John Landis, 1986); Esta casa es una ruina (The Money Pit, Richard Benjamin, 1986); Howard: un nuevo héroe (Howard the Duck, Willard Huyck, 1986) es un gran batacazo comercial de LucasFilms; Armados y peligrosos (Armed and Dangerous, Mark L. Lester, 1986) con John Candy; Tres en un diván (Beyond Therapy, Robert Altman, 1986) de Glenda Jackson; Apartamento para tres en Echo Park (Echo Park, Robert Donhelm, 1986); Peligrosamente juntos (Legal Eagles, Ivan Reitman, 1986) comedia romántica de Robert Redford y Debra Winger; Por favor, maten a mi mujer! (Ruthless People, Jim Abrahams, 1986) de Danny DeVito, con Bette Midler haciendo su papel de siempre, es una película muy curiosa porque a pesar de recaudar 90m $ perdió 11m a pesar de que solo costó 17m. ¿Por qué? principalmente por los gastos de publicidad y mercadotecnia ¿Curioso, verdad?.

En Hechizo de luna (Moonstruck, Norman Jewison, 1987) Cher y Olympia Dukakis se llevaron sendos Oscar de La Academia. Y La princesa prometida (The Princess Bride, Rob Reiner, 1987) es una de las comedias más completas de todos los tiempos; Cita a ciegas (Blind Date, Blake Edwards, 1987) con su pareja Kim Basinger, Bruce Willis consigue su primer gran éxito en cine después de la serie de TV de "Luz de luna"; Arizona Baby (Raising Arizona, Joel Coen, 1987), quizá la comedia más disparatada de los Cohen, protagonizada por un emergente Nicholas Cage; El secreto de mi éxito (The Secret of my Success, Herbert Ross, 1987) de Michael J. Fox; Dos sabuesos despistados (Dragnet, Tom Mankiewicz, 1987) de Dan Aykroyd y Tom Hanks parodia de la serie de TV Dragnet 1967; Estado crítico (Critical Condition, Michael Apted, 1987) con Richard Prior; ¿Estás muerta, cariño? (Hello Again, Frank Perry, 1987) y Se acabó el pastel (Heartburn, Mike Nichols, 1987) de Meryl Streep y Jack Nicholson.

No matarás... al vecino (The Burbs, Joe Dante, 1988) con Tom Hanks y Una nueva vida (A New Life, 1988).

Para finalizar este apartado nos queda la producción que se ha convertido con el tiempo en uno de los paradigmas de la comedia romántica: Cuando Harry encontró a Sally (When Harry Met Sally, Rob Reiner, 1989); Vida y amores de una diablesa (She-Devil, 1989); Cariño, he encogido a los niños (Honey, I Shrunk the Kids, Joe Johnston, 1989) de la que hubo una secuela posterior también protagonizada por Rick Moranis; Destaca la taquilla de 224m$ de La guerra de los Rose (The War of the Roses, Danny DeVito, 1989) Michael Douglas y Kathleen Turner llevando a cabo la versión "ochentera" de la batalla de los sexos, arrastrada al límite de la beligerancia y retorciendo además el final de Duelo al sol (Duel in the Sun, King Vidor, 1946). La bruja de mi madre (Wicked Stepmother, Larry Cohen, 1989) última película de Bette Davis.

Utilizamos cookies para mejorar esta web. Si se continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies para obtener más información sobre las cookies y cómo gestionarlas